Critica social

Carta de un venezolano al mundo

El socialismo no es más que comunismo con maquillaje.

El comunismo ha matado a más gente que cualquier otra filosofía. Esos dos «-ismos» son maquinaciones de mentes enfermizas y manipuladoras con mentalidades saqueadoras, con experiencia limitada, con una capacidad ilimitada para la violencia, e infectadas con el bacilo de la envidia hacia los que tienen éxito. Los socialistas anhelan el poder, y usan el altruismo como un arma para posicionarse falsamente como teniendo superioridad moral, desarmando así a la multitud desprevenida e ignorante.

El socialismo es un fraude. Es una mentira escrita claramente por su historia. Es una ilusión, es un juego de manos realizado por aquellos que te van a engañar y te van a controlar; y sí, te van a sacrificar, sin pensarlo dos veces, por el «bien» de alguien a quien ellos consideren más «necesitado».

El capitalismo es el único sistema económico moral. Es un sistema voluntario, no un sistema coercitivo. El capitalismo respeta al individuo, sus derechos, su mente, sus logros, sus habilidades y su productividad. Recompensa a las personas según lo que se hayan ganado, no según lo que necesitan. En el capitalismo, uno intercambia valor por valor, con dignidad. El capitalismo requiere honestidad e integridad en los contratos. Las personas que no cumplen los contratos arruinan su reputación.

Bajo el socialismo no hay derechos individuales a la vida, a la libertad o a la propiedad. Tú eres propiedad… del Estado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba