Critica social

Aborto y Ateísmo

Aunque el aborto es un tema controvertido, cualquiera que se considere líder podría tener que tratarlo en algún punto. Definitivamente, si las personas tienen mejor control sobre sus vidas sexuales, ocurrirán menos abortos, y éstos sólo ocurrirán en situaciones extremas, tales como violación, incesto o peligro de muerte de la madre.

Como siempre, el método anticonceptivo más seguro sigue siendo la abstinencia, y las parejas deberían aprender a valorar tanto el sexo, que lo reserven principalmente para procrear. Pero en la práctica, el aborto se ha convertido en el mecanismo anticonceptivo más usado para contrarrestar la falta de responsabilidad en el comportamiento sexual. Hoy en día, millones de personas en el mundo están matando a su propia semilla por medio de los abortos. Un informe acerca del aborto en 1999, estimaba que se realizan 40 a 60 millones todos los años en el mundo, con China y la ex Unión Soviética solamente responsables por 25 millones de éstos.

Durante muchos años, los informes oficiales generalmente declaraban que los abortos en la Unión Soviética eran, en promedio, de uno a dos por cada nacimiento. Sin embargo, estimaciones informales, han situado la tasa de abortos en la ex Unión Soviética a un nivel mucho más alto: dos abortos por cada tres embarazos –o hasta cuatro por cada cinco-, entonces la mujer soviética promedio puede tener hasta nueve abortos durante su vida.

En 1999, la tasa de abortos entre las mujeres americanas era 339 entre 1000 nacimientos, de un total de 1.388.937 de abortos.150 Son más frecuentes los abortos entre las afro americanas que entre las americanas blancas. En 1986, las mujeres afro americanas tuvieron 634 abortos de cada 1000 nacimientos, casi el doble del promedio nacional.

El aborto está íntimamente asociado con el ateísmo. La U.S.S.R. está entre los primeros países que legalizaron el aborto en 1920, seguido por Japón en 1949, Inglaterra en 1967 y otras partes de Europa y Estados Unidos en los próximos 20 años.

La práctica del aborto en muchos países deriva en gran parte de la creencia que no existe Dios o el alma, y que el feto todavía no es un ser humano. No obstante, la ciencia prueba que el feto es una entidad viviente. Puede ser transferido de un útero a otro y aún permanecer con vida. En sólo tres semanas, el latido del corazón del feto se vuelve audible. En siete semanas, el niño por nacer ha desarrollado su propio tejido cerebral, un signo de la presencia de vida en los humanos ya nacidos. No obstante, a pesar de estos hechos, las técnicas y terminologías del aborto, alientan a los potenciales padres a creer que sólo están eliminando un tejido superfluo. Aunque el aborto continuará siendo altamente controvertido, colectivamente la gente debe volverse más consciente de cómo se está manejando el futuro del no nacido, e individualmente, cada persona debería tomar decisiones que resulten en la tranquilidad interior.


El Daño del Aborto

Una de las peores violaciones a los derechos humanos es el aborto. El aborto se da principalmente porque las personas quieren gratificación sensorial sin compromiso. El aborto se legalizó por primera vez en 1920 en Rusia. China lo legalizó en 1950. Se volvió legal en Inglaterra en 1960 y, finalmente en 1970, los Estados Unidos legalizaron el procedimiento.

¿Por qué se legalizó primero en Rusia?. La filosofía atea propone que la forma humana no es nada más que una colección de órganos y átomos. Si nos adherimos a tal punto de vista, ¿cuál es el problema de eliminar un tejido superfluo?. Millones de abortos se practican mundialmente cada año, y las complicaciones kármicas que esos padres pueden sufrir por cometer este crimen son aterradoras de contemplar.

La práctica de hacer todo valor relativo ha permitido que millones de personas acepten el aborto y lo llamen libertad. Aun así, ¿cómo podemos ignorar el hecho de que en sólo tres semanas, el embrión tiene latidos de corazón?. En siete semanas, su cerebro está funcionando. Desde el mismo principio, todos los cromosomas que se necesitan para producir un humano están presentes.

A pesar de estas realidades, los presidentes, senadores y otros líderes no pondrán fin a este crimen, porque temen que el poder de los cabilderos de la pro-elección influya en sus elecciones. Incluso los ministros y sacerdotes tienen miedo de cambiarlas, temiendo ser sacados de sus congregaciones.

El aspecto más triste de la situación es que las mujeres jóvenes acuden al aborto sin entender que han sido bendecidas para ser las encargadas de un alma en particular. En cambio, estas mujeres están matando al nuevo cuerpo de esa alma –el cuerpo de alguien que pudo haber sido un asociado íntimo de ella en otra vida, o de alguien que pudo haberle dado lecciones maravillosas y regalos. Pero nuestra «civilización» presente dice que es permisible matar un embrión que no puede hablar por sí mismo.

Muchas almas están tratando de entrar a este mundo para ayudar a hacerlo un lugar mejor, pero están siendo obstruidas por millones. La principal razón de esto es que hemos perdido totalmente nuestra reverencia a la sagrada naturaleza de la sexualidad. Muy frecuentemente, el sexo se ha vuelto simplemente una cuestión de cuerpos frotándose para obtener placer.

Liderazgo para una Era de Conciencia Elevada
Bhakti Tirtha Swami

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba